Una noche inolvidable

Animadores renacuajos, súper estrellas de la NBA, canastas humanas, las sombras de las reglas, clones de entrenadores, los Lakers basurilla, una selección de mascotas… los bichos más curiosos y divertidos del mundo del baloncesto danzaron por la noche de la Marina d’Or Básket Cup. El concurso de disfraces de la primera gala nocturna del torneo fue un exitazo por la imaginación y creatividad que desparramaron los jugadores, entrenadores y padres que desfilaron por el ‘photocall’ de ‘Locos por el Básket’.

Una fiesta de verdad. Lo habíamos anunciado. Ni la larga jornada de partidos evito que la energía fluyera por la pista, ahora de baile, del Palacio d’Or. Los equipos equipados con sus mejores disfraces fueron apareciendo sobre las 22:00 de la noche. Las ‘cheerleaders’ del benjamín Doctor Azúa fueron las más atrevidas al saltar al escenario para exhibir cintura con la coreografía del ‘Swiss, Swiss’. La llegada del resto de grupos fue paulatina hasta completarse un lleno de jolgorio e intercambio entre todos. Porque una fiesta es una buena excusa para cruzarse con otros chicos y chicas que viven el baloncesto en distintos puntos de España.

La organización nombrará a los dos ganadores tanto en la categoría infantil como para adultos esta noche durante la gala de Finales de Concursos. Durante el día podéis ayudarnos a votando a vuestros disfraces favoritos dando a 'me gusta' en las fotos que pondremos en las redes sociales del torneo (Twitter, Facebook e Instagram de MHL Sports)  Los ganadores dispondrán de un bono de 100 euros para gastar en los establecimientos de Marina d'Or cedido de forma altruista por la Ciudad de Vacaciones. Los subcampeonates dispondrán de 50 euros para compras.

IMG tri1dh

IMG 20180428 230221

La nostalgia de nunca acabar

Si el ambiente estaba caldeado sólo por las ganas de fiesta de los más de 2.600 jugadores que están estos días disputando la Marina d’Or Básket Cup,  el incendio de entusiasmo lo avivó la aparición de los Pinchadiscos Starkytch. Todas las previsiones de buen espectáculo se quedaron cortas cuando el dúo de Zaragoza se subió a la tarima para inundar el aire con las ondas de los últimos éxitos. Al ritmo de ‘Lo Malo’ de Ana y Aitana se encendió la chispa de toda la chavalada coreando el éxito de las chicas de OT. Las actuaciones que proponían los Starkytch, con performances particulares de luces al puro estilo tecnopop, fueron definitivas para que el ánimo alcanzara su mayor cota. La ‘cadeneta’ más grande del planeta enganchó una serpiente multicolor donde se intercambian eslabones de todos los equipos, en una metáfora perfecta de la convivencia y armonía entre aficiones que define la competición que organiza MHL Sports.

La retirada de los más pequeños dejó el recinto libre para los ‘papis’ y ‘mamis’. El dial de la música se trasladó en el tiempo hasta la maravillosa década de los 80. Apareció por allí la melena al viento de Rafaela Carra, Marco buscando a su madre o las chaquetas de cuero de Barricada en una simbiosis de nostalgia y ganas de seguir siendo joven que alargó la noche sin remedio. Irse a la cama era una condena pero había que aceptar la rendición porque tocaba madrugar para ver al niño o la niña jugar al básket. Y eso está por encima de todo.

IMG lqmj1v

IMG 20180428 225129

IMG 20180428 230221

IMG 20180428 224125 071

Diversión, diversión y más diversión

Sin sorpresas. Todo el mundo se lo pasó de fábula. Los pequeños y sus mayores. Porque quizá la duda es saber quién tenía más ganas de que llegara la Marina d’Or Básket Cup. Los pequeñajos porque el baloncesto les sirve de excusa para estar con sus amigos de equipo, conocer mientras juegan a otros chavales como ellos e ir de un lado para otro cantando, riendo y disfrutando. A sus seguidores porque entre partido y partido pueden relajarse haciendo turismo o todo lo contrario. Porque aquí se trata de disfrutar al máximo y la primera jornada de la competición no fue más que una confirmación de esta norma que desde hace cuatro temporadas se repite cada puente del 1 de mayo en la provincia de Castellón.

A las 9:00 de la mañana voló la primera pelota por los aires. Las seis pistas del Palacio d’Or fueron invadidas por renacuajos de minibásket que no pararon su luchar por correr detrás de ese objeto naranjas hasta las 20:00 de la tarde. Los encuentros se fueron sucediendo sin pausa. 50 trabajadores de la organización velan para que hasta el último detalle esté atado. Desde coordinar los autobuses que transportan a todos los jugadores de su sede hasta sus alojamientos, actualizar los datos de todos los encuentros en la app oficial de Leverade como los servicios médicos y las cuatro ambulancias que velan por la seguridad de cada uno de los inscritos.

En las pistas exteriores de Marina d’Or o en los pabellones de Alcalà de Xivert, Benicàssim, Torreblanca o Castellón se vieron las mismas imágenes. Desde benjamín a júnior se abrieron todos los cuadros con las eliminatorias que mañana depararán los cruces definitivos y fueron completando los concursos de tiples y tiro en equipo. Los resultados son buscados por los 230 equipos que han llegado hasta esta orilla desde doce provincias distintas, convirtiendo la Marina d’Or Básket Cup en el evento de baloncesto base más grande de España, gracias a los 2.800 jugadores y más de 5.400 acompañantes. Pero el marcador no marca la felicidad en estos cuatro días de jolgorio.

El día dio para mucho. No todo es baloncesto. Recorrerse los locales de la Ciudad de Vacaciones de cabo a rabo, aprovechar los rayos de sol del mediodía para irse a la playa, probar en el spa y la piscina cubierta del Hotel Gran Duque o aprovechar los abonos regalos de la organización de MHL Sports para darse una vuelta en las atracciones del Parque Aventura d’Or. La cuestión era un no parar. El trabajo de los entrenadores intentando llevar a su rebaño de un lugar a otro e intentar llegar puntuales a todos los partidos no está pagado.

IMG 20180428 183522

El color de camisetas distintas fueron fusionándose hasta sentir experiencias realmente curiosas. En la grada del Palacio d’Or los padres y madres de los benjamines del Cabo Mar y del Andratx, unos de Alicante y otros de Palma, que nunca se habían visto, empezaron a animar al unísono. Estas escenas de deportividad y convivencia son el verdadero campeonato. Y se ven a cada rincón. Como las jugadoras del Ensanche de Vallecas, que no dejan de ir juntas a todos los rincones. Son dos equipos y si uno juega, el otro anima. Y viceversa. O los chicos del Colmenar con sus calcetines cantosos. “Decidimos comprarnos los más estrafalarios. Se trata de pasarlo bien”, dice el capitán del cadete madrileño.

La jornada fue avanzando hasta darse el cierre a las 20:30 de la noche. Final de los partidos, que no de la jornada. Porque guardados los balones había que sacar los disfraces. La gala ‘Locos por el Básket’ fue la primera de las tres consecutivas que llenarán el Palacio d’Or del mismo ambiente de jolgorio que salpica toda la Marina d’Or Básket Cup desde su fundación hace doce años por tierras alicantinas. El concurso de disfraces de baloncesto. El dúo de Pinchadiscos Starkytch puso los ritmos más ochenteros para los más aventureros que quisieron adentrarse en la noche. Entonces los guerreros deportistas ya estaban descansando en sus habitaciones. Mañana toca de nuevo actividad. Sonarán pronto los despertadores. Hay que jugar al básket. Bueno, eso, y mucho más.

IMG 20180428 183536

La seguridad, por delante de todo

La seguridad debe estar por delante de todo. La prioridad por la salud y el bienestar de cada uno de los participantes es una norma que rige cualquier evento de MHL Sports. Poner todos los medios posibles disponibles y actuar con urgencia ante cualquier necesidad son dos objetivos de obligado cumplimiento durante la Marina d’Or Básket Cup. Para atender cualquier incidencia la organización contrata un seguro con Mapfre y los servicios de cuatro ambulancias que aguardan en las distintas sedes de la competición para salvaguardar la salud de los 2.800 jugadores inscritos.

Nunca queremos que ocurra, pero debemos estar preparados por si se da un percance. Golpes, esguinces, cortes, contusiones… son riesgos que todos los deportistas asumen. En una competición con 595 partidos es difícil que no ocurra una lesión. Para ello MHL Sports invierte 15.000 euros en la salud de sus clientes con la colaboración de Mapfre y la contratación de un seguro especial en la que están incluidos todos los jóvenes deportistas. “La póliza cubre cualquier tipo de asistencia de atención primaria. Se trata de que podamos intervenir de la forma más rápida ante cualquier incidente o lesión”, insiste Tomás Martín, responsable de Mapfre durante el Torneo de Marina d’Or Básket Cup.

Hasta el momento mínimas y poco graves han sido las intervenciones. Un jugador tuvo que acudir al ambulatorio de guardia de Oropesa, que abre las 24 horas del día, por una otitis aguda. Sin embargo, antes otra circunstancia el centro de referencia es el Hospital NISA Rey Don Jaime, situado en Castellón. “Es una instalación con todo tipo de servicios. Podemos trasladar hasta allí a cualquier lesionado desde las diferentes sedes para que se le pueda atender, realizar radiografías…”, indica Tomás Martín, de Mapfre.

La actuación no queda aquí. Si se produce cualquier incidente se realiza un seguimiento posterior sobre el paciente ya en su lugar de origen, dado que la mayoría de los jugadores de la Marina d’Or Básket Cup proceden de fuera de la Comunidad Valenciana.

ambulancia

Cuatro ambulancias 

Delante de la puerta del Palacio d’Or está estacionada una ambulancia UVI. Es una de las cuatro que salvaguarda la seguridad de los niños y niñas que este Puente del 1 de mayo se han desplazado a Castellón para disfrutar del baloncesto. No puede haber nada que les robe este entusiasmo y para ellos trabajan cuatro técnicos y cuatro enfermeras. “Hay dos ambulancias en Mariana d’Or, aunque una de ellas también se desplaza a Benicàssìm. Otra está permanentemente en Castellón capital y otra en Torreblanca”, informa Rubén Carrillo, miembro del equipo de asistencia médica contratado por la organización.

La UVI aparcada en Marina d’Or está equipada con los últimos aparatos técnicos. “Dispone de un desfibrilador para ser utilizado ante paradas cardiacas, una bomba de oxígeno, instrumentos para realizar intubaciones… además de una camilla, sueros, jeringuillas, vías y todo el material para realizar curas e inmovilizaciones y medicamentos”, declara Nerea Ramos, enfermera de la empresa AIMOS, que procede de Valencia. Otras tres ambulancias se han trasladado desde Teruel específicamente.

La mayoría del tiempo pasa en espera. Por suerte, no son muchos los casos en los que hay que ponerse los guantes. “Con el paso de los días se va incrementando el número de golpes y tenemos que ir haciendo las curas que se van produciendo”, admite la enfermera Nerea Ramos. Esguinces y alguna rotura suelen ser las lesiones más graves que se dan. “Yo llevo tres años viniendo a este torneo y no se han producido casos de alta gravedad. El ambiente siempre es festivo y familiar y eso también se nota cuando tienes que atender a la gente”, matiza el técnico Rubén Carrillo, que además de conducir la ambulancia asiste a los dolientes.

Pase o no pase, hay que estar en alerta. Esa es nuestra responsabilidad porque en cualquier momento puede producirse un desgraciado accidente. Aunque, por suerte, son escasos. Hay que velar por la seguridad y por la felicidad de todos los asistentes a la Marina d’Or Básket Cup.

Participa en nuestra campaña solidaria y gana una estancia completa en Marina d'Or para cuatro personas

Ser solidario tiene premio. No sólo la satisfacción de poder aportar ilusión y recursos a una buena causa, sino que colaborar con los proyectos sociales y fundaciones que apoya MHL Sports te puede llevar a pasar unas vacaciones inolvidables. Marina d'Or ha querido contribuir de forma altruista a la campaña de 'pulseras solidarias' cuya venta sirve para recaudar forndos para Unicef, la Escuela de Baloncesto de León (Nicaragua) y el proyecto Trespiés. La Ciudad de Vacaciones regalará una estancia para cuatro personas (dos adultos y dos niños) con pensión completa al ganador del sorteo que se realizará entre todos los que compren una de las pulseras. "Si no fuera por la gente que viene a estos eventos Marina d'Or no existiría. Con este premio queremos dar las gracias a todos ellos y más por contribuir a una buena causa", indica Hugo Marrone, Director de Eventos y Deportes de Marina d'Or.

Las pulseras tienen un precio simbólico de dos euros y pueden adquirirse en los puntos de venta que la organización ha dispuesto en la oficina central del Torneo, junto al Hotel Gran Duque, y en el Palacio d'Or. Con la adquisición de cada una se le entregará una tira para la rifa que se celebrará durante la Gran Gala que tendrá lugar en la noche del lunes (22:00 horas) en el Palacio d'Or.

El ganador dispondrá de una estancia de dos noches en el hotel Gran Duque de cuatro estrellas para cuatro personas (dos adultos y dos niños), un regalo ideal para compartir en familia, dado que Marina d'Or ha incluido en en esta promoción el acceso a todos los parques de atracciones y ocio, además como todas las comidas y bebidas incluidas. "Siempre hemos querido apoyar a MHL Sports porque vemos que es una empresa que trabaja para hacer feliz a la gente y ese es nuestro objetivo común. Todas las propuestas que desarrollan durante el torneo para hacer añadir satisfacción a su estancia en Marina d'Or es algo que queremos apoyar y agradecer", indica Hugo Marrone.

La campaña solidaria que pone en marcha MHL Sports apoya las campañas por la infancia que desarrolla Unicef, además de dos proyectos locales. La Escuela de Baloncesto Sin Fronteras de León (Nicaragua) está construyendo desde el pasado verano instalaciones de juego en una de las zonas más deprimidas del país centroamericano. Impulsado por cinco entrenadores de Zaragoza, este programa impulsa la práctica del deporte en León, ciudad hermanada con la capital aragonesa, desde un punto educativo e igualitario en su perspectiva de género. A la instalación de una cancha de juego se unió el pasado verano la llegada de material y de un curso formativo para educadores. En la actualidad, la Escuela cuenta con la participación de 70 chavales.

El proyecto Trespiés está impulsado por MHL Sports y pretender acercar a niños y niñas en riesgo de exclusión de Zaragoza a la práctica del baloncesto. El proyecto piloto se iniciará en el colegio Hijas de San José del barrio de Delicias, con el inicio de una escuela en la que la educación en valores será el eje de la práctica deportiva. MHL Sports quiere iniciar este trayecto solidario, aunque espera que próximamente se vayan adhiriendo nuevos socios, e impulsar su desarrollo por otros enclaves de Aragón. 

IMG 20180428 WA0032

Check-in después de los truenos

El sonido de martillo de Thor marca el camino. Hacia el Este, los truenos retumban en el frente del litoral. La tormenta mediterránea dura poco, lo suficiente para refrescar la tierra seca y dar la bienvenida a los 230 equipos que ayer se desplazaron hasta Castellón. Kilómetros de autopista, paradas en restaurantes de carretera, bocadillo y música. La fiesta comenzó al despedirse de los suyos, aquellos que no pueden viajar. Otros iban por detrás del autobús siguiendo la estela de sus hijos. La Marina d'Or Básket Cup comenzó a calentarse con la llegada de los más de 2.600 participantes y la recepción de todos ellos en los diferentes alojamientos de la Ciudad de Vacaciones.

Las chicas del Montserrat esperan fuera. Son las primeras. El reloj marca poco más de las 16:00 de la tarde. "Somos de Valencia. Está al lado. Pero hemos salido pronto", anuncia una de las cadetes. En el ánimo se percibe que querían llegar lo antes posible. Son sus vacaciones de básket y quieren apurar cada minuto. Al enterarse del reto de baile 'The Floss -- Swiss Swiss' que ha lanzado la organización de MHL Sports empiezan a pergeñar cómo montarán la coreografía. "Chicas, nos dicen que no hay habitaciones, tendremos que volver a dormir a Valencia". La broma de su entrenador no cuela. Son más listas que el hambre. Una entra deprisa a preguntar a los responsables del check-in. "Pero si os acaban de dar las llaves", censuran a su preparados ante la risa maliciosa de este.

IMG 20180427 165147

Palencia, Aranda de Duero, Almazán, Teruel... Etapa a etapa el microbus del CB Villamuriel ha ido quemando asfalto. Eran la expedición más alejada del punto de destino. 446 kilómetros hechos entre risas y canciones. "Mucho reggaeton y poco rock'n'roll", se queja una de las chicas.  Los entrenadores bajan para tomar las llaves de todos los apartamentos que les han tocado a los dos equipos, uno infantil y otro cadete femenino. Las dos decenas de muchachas bajan para hacerse una foto conjunta en el Palacio d'Or. El chófer no quiere perdérsela. Hay ganas de básket y de diversión. "Nos han dicho que el torneo está genial", dice Sara García como portavoza del grupo.

El equipo balear de Andratx ha tenido que viajar en barco. "De Palma a Valencia y luego tomamos un bus", narra Laura, la coordinadora del viaje. En total son 80 personas procedente de las Baleares. "46 jugadores y cinco entrenadores para cinco entrenadores y un grupo de unos 30 padres. Ellos han traído sus coches", comunica la entrenadora. El resto de equipos llega por carretera. La organización ha facilitado once autobuses que vienen desde Zaragoza y cuatro desde Madrid. Aquellos que proceden de la capital son los que más tarde llegarán. Hasta la medianoche se espera recibir al último de los equipos. El atasco de la A3 es el habitual en las operaciones salida. Los dos comedores que buffet libre que asisten a todos los inscritos están abiertos hasta la medianoche. Si algún autobús llegara más tarde la organización mantiene a una persona para disponerles de cena antes de irse a descansar. Los primeros partidos del sábado arrancarán a las 9:00 de la mañana. 

El tiempo avanza y el goteo de equipos es incesante.  La lluvia desaparece, pero deja su rastro en el ambiente. Cada delegación que llega a la oficina central de la organización, situada junto al Hotel Gran Duque, es recibida con una carpeta con toda la información necesaria para no perderse ni un detalle. Los horarios de todos los partidos, el tiempo de salida de los autobuses a cada pabellón, las paradas y horarios de los trenes internos dentro de Marina d'Or, la promoción de Basket World, los concursos de baile y de aficionados, las galas, las normas de buena convivencia dentro de los hoteles... Nadie se puede ir sin saber todo lo que le espera en estos cuatro días.

Sotillo, ¡presente!

Las chicas de Sotillo son unas veteranas con galones en los Torneos MHL Sports. Empezaron yendo al Torneo del Básket Lupus como preinfantiles y el año pasado ya se colaron en la Marina d'Or Básket Cup. Este año repiten como cadetes de primer año. "Pero venimos más preparadas. Yo me he traído un maletón", insiste Carmen. La experiencia pasada hace que ya sepan lo que quieren. Empiezan a enumerar: "Ir a la playa, a la disco, a la piscina, al parque de atracciones...". El año pasado les atropelló tanta novedad y un entrenador algo despistado, pero en esta ocasión no se les va a escapar ni una gota de diversión. "Y venimos con fuerzas para ganar todos los partidos".

¡Gooooooooooooooooooooooool! El canto interrumpe la conversación. A la cola del bus se agolpan los 'cebezeteros'. Hinchas del Zaragoza. Marca Toquero en Reus y salta la euforia. El himno del Real Zaragoza colapsa el aire que se revuelve cuando, delante, los de Logrobásket entonan otro cántico local. El pique es divertido y de buen rollo. Comienza la convivencia entre equipos, otro de los puntos fuertes de una competición donde el deporte se adhiere a la diversión y a las ganas de conocer a gente. Desde el primer minuto. Incluso antes de bajar del autobús.

IMG 20180427 194554

 

 

 

Más artículos...