El título de Daniela

Los focos se giran hacia los campeones. Las cámaras apuntan a aquellos que elevan los trofeos. Los vídeos alaban a esos que exhiben las mejores jugadas. Las historias en el deporte, esas que completan el ‘primen time’, suelen olvidarse de otros pequeños héroes de la vida más cotidiana. Pero estas historias que parecen más insignificantes para el ojo adiestrado a la grandeza suelen esconder realmente relatos que deberían acaparar los titulares, esos que merecen la pena, bajo los que se esconden los verdaderos héroes. O heroínas, como Daniela.

Esta chica madrileña, Daniela Molinero, no jugó la final de la Copa de España Alevín. Su equipo, el Torrelodones femenino, no accedió a las eliminatorias por el título al quedar tercero en su grupo. Se quedaron las 17ª entre las mejores canteras del ‘minibásket’ español. Daniela, sin embargo, se merece estas líneas igual o más que cualquiera de los vencedores. Ella lo es. Lo demostró en esos tres días en Valencia, donde nadie hizo tantos kilómetros como ella. 1.200 se hizo esta campeona. Los revisores del AVE ya la conocen.

Resulta que a Daniela le coincidía el examen final para sacarse el título B2 de inglés, sí, el avanzado con sólo doce años, justo el mismo fin de semana que sus amigas y compañeras del Torrelodones tenían que jugar el mejor torneo alevín de España. Era el deseado cierre a la temporada. Daniela se encontraba con un dilema que sus padres y su club le ayudaron a desentrañar.

Para que se perdiera lo mínimo posible de aquella fiesta que se había merecido y no perder la oportunidad de graduarse con un título que le servirá de mucho en su futuro, se recorrió la distancia entre Torrelodones y Valencia en cuatro ocasiones. Acompañó a su equipo hasta L’Alquería, jugó la primera jornada y se volvió a Madrid. Hizo el examen, el cual dice que no le salió nada mal, y de nuevo a Atocha para subirse al ‘tren bala’. Entre tantas vueltas apenas se perdió un partido y, seguramente, consiguió un nivel en inglés altísimo e inusual para su edad. En su clase, en la Escuela de Idiomas de Torrelodones, la mayoría de alumnos van al instituto, a la universidad o están trabajando. Ella es la más pequeña. El tema que le tocó defender en la prueba fue sobre los hábitos en la vida de la juventud, etapa vital a la que ella están entrando.

Daniela no tiene muy claro aún para qué le servirá eso del B2, que si para poder viajar, para encontrar un trabajo en el futuro o, si sueñas mucho, mucho, poder irse a jugar al baloncesto al extranjero, quizá a Estados Unidos. Pero eso es mirar muy lejos. Ella prefería quedarse con el ahora, con sus amigas en Valencia, disfrutar de la Copa de España Alevín hasta el último suspiro y no dejar de lado los estudios. Una lección que realmente vale más que cualquier campeonato.

Valencia (M) y Sant Adriá (F), campeones de la II Copa de España Alevín

El Valencia Basket y el Sant Adriá se proclamaron campeones de la II Copa de España Alevín ‘L’Alqueria del Minibasket’ celebrada en Valencia durante este fin de semana. Ambos equipos festejaron sobre la pista Central de L’Alqueria su victoria ante una grada llena de colores. Un excelente punto y seguido para una competición que ha reunido a los 48 mejores equipos y más de 700 jugadores del minibasket de España y ha sido el ejemplo de magnífico futuro que se presenta en el deporte de la canasta.

El Valencia Básket superó en la final masculina al Movistar Estudiantes (99-71), sucediendo al Joventut en el palmarés. Antes abrieron la mañana el Sant Adriá, revalidando el campeonato (70-82) que habían conquistado hace un año con la generación del 2006, con el Valencia Basket. Ambos partidos fueron de alto nivel y emoción, como el resto que se jugaron en las nueve pistas cubiertas de la competición.

El ambiente de convivencia, repeto y alegría fue la nota predominante en los distintos rincones de L’Alquería. La mayor pasión se vivió en la pista Central, que se quedó pequeña para acoger a todos los aficionados que quisieron seguir en vivo las finales. A la conclusión de estos encuentros se entregaron los premios para todos los conjuntos participantes, procedentes de trece comunidades autónomas distintas, viviéndose una fiesta de despedida en sintonía a la que se ha celebrado a lo largo de las tres jornadas de competición. Un éxito absoluto de organización, juego, participación, valores y animación que tendrá continuidad dentro de un año con una apuesta que va a más.

La organización de MHL Sports, junto a la colaboración de Valencia Basket, quiso entregar además premios individuales y colectivos, destacando el que subrayaba el carácter deportivo: Pio XII Rosalía masculino y Academia Celnta femenino. Sergio Sanz (CB Cornellá) y Anna Matas recibieron el galardón como mejores entrenadores de la Copa España Alevín. Entre los jugadores se señaló a Pau Ligero (Valencia) y a Jana Nogués (Sant Adria) como los más destacados de la segunda edición, completando los quintetos ideales: Edgar Sánchez (Maresme), Ian Plateeuw (Joventut), Dani González (Valencia), Ignacio Rupérez (Movistar Estudiantes), Telma Balagué (Barça), Gina García (Sant Adriá), Sofía Córcoles (Valencia) y Noelia Rodríguez (Stadium Casablanca).

FINAL MASCULINO

El Valencia Básket se proclamó campeón de la Copa de España Alevín, sucediendo al Joventut de Badalona, al que había eliminado en la prórroga en semifinales. El equipo entrenado por Paco Pardos se impuso en la final a un Movistar Estudiantes, subcampeón madrileño, que hizo méritos suficientes para llevarse el trofeo. La final estuvo a la altura de las expectativas.

Los dos rivales mostraron sobre la pista las razones que les habían llevado al último escalón de un campeonato en el que ha quedado constatada la excelente formación deportiva y educativa que se promueve en las canteras del minibasket español. La actitud de todos en la cancha y en las gradas, donde ambas aficiones animaron a sus chicos con entusiasmo en una grada llena. Pero el Valencia rompió el partido en la segunda parte por su mayor despliegue físico e intensidad en defensa, propiciando excesivas pérdidas y nervios en su dignísimo rival como fue el ‘Estu’.

La igualdad se presentó como síntoma del emparejamiento de calidades que se había presentado en la final del campeonato. Dos canteras con solera, la del Valencia y la del Estudiantes, mantuvieron un pulso cerrado en los primeros cuartos, en esos en los que, según el reglamento del minibasket, no están permitidos los cambios salvo por lesión. Era el prefacio de un encuentro cargado de energía y mucho espectáculo, con acciones de extrema velocidad, capacidad física y técnica y con una grada entregada en la Central de L’Alqueria.

Los anfitriones, al jugar en casa, se sintieron más cómodos en el rodaje inicial. El 7-0 podría presagiar cierta facilidad, pero fue simplemente un espejismo del arranque o un anticipo de lo que vendría más tarde. Apoyados en la dirección y virguería con el balón de Pelayo Barcala, un chico criado en la Escuela del ‘Estu’, el cuadro madrileño achicó esta ventaja. 13-13 a la conclusión de esta puesta en escena.

Variaron los quintetos, pero no los síntomas. De nuevo el Valencia se aposentó con cierta ventaja en los primeros minutos del ‘cuarto’. El Estudiantes, que anotaba de dos, pero también de cuatro puntos, gracias a la novedosa regla que expone la organización si se anota de 6’25 (21-22).

Fue entonces cuando al Valencia se le hizo el aro como una piscina. Dani González, un chaval no muy alto, pero con un descaro de gigante, comenzó a ‘enchufarlas’. Catorce puntos, con varios lanzamientos desde muy, muy lejos, hicieron que se abrieran las primeras diferencias en favor de los ‘taronja’ (31-26).

La dinámica se fortaleció en los primeros compases del siguiente parcial. Cambiaron las razones del dominio valenciano. La predominancia del perímetro se convirtió en estos minutos en velocidad en las piernas. Destacó Pau Ligero, un chico que te coge el rebote y en cuatro botes se planta en el otro lado de la pista. Esta energía extra propició que el Valencia se instalara por encima de los diez puntos de ventaja (44-31). El Estudiantes no dejó de luchar, como en todo el partido, y llegó al descanso limando esa renta (48-41) a base de fuerza y actividad, con Héctor Utrero (11 puntos) e Íñigo Rupérez (12 puntos) como artificieros de la resistencia del Ramiro antes del descanso.

El cuarto periodo tuvo dos hemisferios. Dos mitades, como una naranja. Pero el primer bocado fue azulón, para un Estudiantes valiente y entregado. La cantera de Magariños, entrenada en esta ocasión por Pablo Giménez, se colocó a un punto (48-47) merced a su verticalidad en el uno contra uno, marca de la casa.

Fue en este momento cuando se produjo un cambio casi definitivo. Viéndose cercados en el marcador, los chicos de Paco Pardos empezaron a defender como nunca. La definición de una presión de dos hombres contra el balón en media pista propició muchas pérdidas en el bando madrileño. Estas pérdidas conllevaron puntos más sencillos para el Valencia y muchos nervios en los alevines del Estudiantes. Consecuencia de esta suma de elementos se cerró el parcial con un 18-3 concluyente (66-50).

Este fue el principio del final del partido y la norma del siguiente periodo. El Valencia mantuvo esta línea abrasiva ante un Estudiantes que no encontró los remedios para solventar el colapso que le propuso el cuadro de Paco Pardo (85-60). La amplia diferencia propició que en los últimos minutos se sucedieran los cambios y pudieran jugar todos, siendo ovacionado en el bando levantino Dani González, motor de la victoria ‘taronja’ al ser cambiado, así que cada uno de sus compañeros sustituidos. Meritorio fue el esfuerzo del Estudiantes, que viéndose superado, no cejó en su empeño de pelear y competir, porque en este campeonato se trata de formarse, de crecer, de ganar experiencias para seguir jugando al baloncesto.

Valencia: Pedro Sancho, Pau Ligero, Carlos Domingo, Mauro Sanchis, Pablo Álvarez, Pablo Ferri, Eugeni Alcover, Dani González, Diego Martínez y Roger Martínez.

Entrenadora: Paco Pardos

Estudiantes: Cristina Bili Tieno, Iván Santamaría, Iñigo de Alvarado, Héctor Utrero, Carlos Montoro, Juan Battle, Guillermo González, Sergio Corrales, Ignacio Rupérez, David Espina, Ignacio Campoy y Pelayo Barcala.

Entrenador: Pablo Giménez

Declaraciones de Paco Pardos: “Este torneo es una maravilla, porque nos permite compartir la formación del minibasket con tantos equipos en España. Es increíble por el nivel de todas las entidades que vienen a competir y nos ayuda a generar estas experiencias a nuestros chicos”

CUADRO DE HONOR

CAMPEON: Valencia Basket

SUBCAMPEÓN: Movistar Estudiantes

TERCER PUESTO: Basquet Cornellá

Mejor entrenador: Sergio Sanz (CB Cornellá)

Fair Play: Pío XII Rosalía

Mejor jugador: Pau Ligero (Valencia)

Quinteto inicial: Edgar Sánchez (Maresme), Ian Platteeuw (Joventut), Dani González (Valencia) e Ingancio Rupérez (Movistar Estudiantes)

 

 

FINAL FEMENINA

El Sant Adriá logró revalidar su título de campeonas de la Copa de España Alevín merced a superar en el último cuarto la presión a la que le había sometido el Valencia, que se colocó por delante a falta de diez minutos después de ir por debajo por más de veinte puntos. La foto de ambas plantillas unidas al terminar el partido simboliza el aire de deportividad que se ha vivido en una cita con altísimo nivel deportivo y con un ambiente de diez en una grada repleta y con muchos colores, donde el lila terminó siendo el más brillante.

La final femenina comenzó con un dominio claro del conjunto catalán. Al mano de las operaciones se pusieron Jana Nogués y Duna Macías, con seis puntos cada una, en un parcial protagonizado por el ADN lila: lucha y energía infinita. Este complejo vitamínico proyectó un juego de rápidas transiciones, aprovechando los nervios taronja y cifrando las pérdidas en canastas sencillas tras cruzarse el campo en dos pases (7-24, m.8).

Las chicas de Laura Cucarella remendaron el roto en los dos siguientes periodos, donde se sucedieron los errores sobre los aciertos, mientras la grada empezaba a vivir un duelo de aficiones ruidosas y deportivas en una pista Central llena hasta la bandera.

La mejora en las prestaciones de las anfitrionas, más incisivas en el uno contra uno y con más resistencia defensiva, evitando el cortocircuito a base de transiciones del primer cuarto, propició que se mantuvieran las distancias. Sólo una canasta de cuatro puntos de Jana Nogués permitió al Sant Adriá cerrar el intermedio por encima de los veinte tantos de distancia (20-43).

Todo esto cambió súbitamente tras este parón. Laura Cucurella se llevó a sus pupilas al vestuario en los cinco minutos de descanso. De su guarida salieron las taronjas con otros aires, mucho más incisivas e inspiradas, cerrando las penetraciones lilas y siendo flechas ofensivas. A eso se unió el acierto de tres puntos de Sofía Córcoles. Tres de sus triples (11 puntos en este periodo) hicieron que el marcador se fuera achicando y que el banquillo valenciano tuviera que levantarse más veces para celebrar la ansiada remontada. El 18-4 de este parcial fue fruto de esta transformación, que no quedó ahí.

La sinergia del Valencia no cesó aupada por los gritos de ‘Sí se puede’ que resonaban desde detrás del banquillo local. Las familias, amigos y seguidores del anfitrión se dejaban la garganta mientras sus muchachas seguían tejiendo una red en defensa que el Sant Adriá no podría resquebrajar. El parcial seguía abierto gracias a esta insistencia en el despliegue físico y la confianza en el trabajo defensivo. El resultado fue que ya en el quinto cuarto lograron ponerse en cabeza por primera vez en la final (51-50) y dejar a sus adversarias en únicamente 7 puntos en esos 14 minutos de juego. La irrupción de Grecia Ferrer, con dos robos, un triple y una sistencia quebró la dinámica y puso al Sant Adriá por delante (58-62).

Llegó, por lo tanto, el desenlace merecido para esta Copa de España Alevín, lleno de emoción e intriga y con dos equipazos entregados a la causa y acumulando experiencias de cara a su formación. Jana Nogués recuperó el protagonismo en el momento oportunos. Ocho puntos de su autoría, con un triple y un dos más uno, hicieron que el Sant Adriá se instalase en una renta más cómoda (59-69) para afrontar los últimos cinco minutos.

El esfuerzo realizado para remontar pasó factura a las anfitrionas. Laura Cucurella propuso cambios, pero el Sant Adriá ya iba a dejarse quitar el segundo título de la Copa España Alevín y cerró el marcador con un 70-82 con el que revalida el campeonato conseguido por la generación del 2006.

Declaraciones Adrián Martínez (entrenador Sant Adriá): “Ha sido un gran campeonato en un fantástico torneo celebrado en esta magnífica instalación. El Valencia ha tenido un gran mérito en volver al partido. Estamos muy contentos por poder disputar esta competición”

Valencia: Sofia Corcoles, Gabriela Segura, Carmen Sánchez, Yasmin Tortajada, Claudia Francés, Maite Durán,Marta Iborra, Carla Casan, Elena Soriano, María Arnau, Clara Esteve, Sara Menéndez.

Entrenadora: Laura Cucarella

Sant Adria: Martina Montón, Jana Nogués, Xenia Salzmann, Sira, Parés, Grecia Ferrer, Mireia Muñoz, Nayara Macía, Laura Mejía, Gina García, Duna Macías y Nuria Barbé.

Entrenador: Adrián Martínez

CUADRO DE HONOR

CAMPEON: Sant Adriá

SUBCAMPEÓN: Valencia Básket

TERCER PUESTO: Básket Almeda

Mejor entrenadora: Ana Matas (Basket Almeda)

Fair Play: Academia Celta

Mejor jugadora: Jana Nogués (Sant Adriá)

Quinteto inicial: Telma Balagué (Barça), Gina García (San Adria), Sofía Córcoles (Valencia) y Noélia Rodríguez (Stadium Casablanca)

Descuentos para los Campus de Tecnificación de Valencia Basket

La búsqueda de la excelencia. Porque L’Alqueria no es únicamente la mejor instalación de Europa para practicar baloncesto. Es también un proyecto que orbita sobre la mejora del jugador y la jugadora. Alrededor de esta idea nace una oportunidad única para seguir perfeccionando las habilidades individuales durante el verano. El próximo mes de julio se desarrollarán dos campamentos específicos, uno de técnica de individual y otro de mecánica de tiro, ambos impartidos por prestigiosos técnicos estadounidenses, a los que los participantes de Copa España Alevín ‘L’Alqueria del Minibasket’ podrán acceder con un descuento especial gracias a la colaboración del Valencia Basket.

“Desde L’Alqueria siempre buscamos para nuestros jugadores y jugadoras y, también para los que pueden venir de fuera, nuevas maneras de entrenar. Queremos que L’Alqueria sea un centro de innovación del baloncesto”, explica Andreu Casadevall, actualmente coordinador del área masculina de la cantera taronja. Con esta filosofía, perfectamente acoplada a la ‘Cultura del Esfuerzo’ que se impulsa desde la entidad, nace el ‘Skill Camp Valencia’ (8-12 julio) y se repite ‘Shooting Academy Valencia’ (15/20 julio).

El ‘Skill Camp Valencia’, con un tope para 120 jugadores del 2001 al 2007, se centrará en el trabajo de mejora de la técnica individual en distintas parcelas del juego, bajo la dirección de Andrew Moran, entrenador de habilidades con experiencia en trabajo con jugadores de la NBA, un entrenador de reconocimiento internacional y el fundador de la escuela Miami Hoop, donde se han ejercitado Mario Chalmers, Tim Hardaway Jr. Y Gerald Green. “Queremos proporcionar al jugador una semana intensa para mejorar aspectos integrales desde los tiros desde el bote, las paradas o las finalizaciones”, añade Andreu Casadevall.

El ‘Shooting Academy’ tendrá como objetivo el perfeccionamiento de la mecánica de tiro de los jugadores. Reservado para 80 inscritos, nacidos entre 2001 y 2006, que dispondrán de sesiones de mañana y tarde, con concursos y competiciones. “Se trabajará con la idea de corregir la mecánica de cada jugador con más de 5.000 lanzamientos para que vean los resultados al volver a sus clubes”, incide Andreu Casadevall. Cada grupo estará formado por seis jugadores y primará una dinámica donde la diversión sirva de guía a la mejora.

Raymond Eugene ‘Kevin’ Sutton es un entrenador de largo recorrido en los programas de la NCAA. Actualmente es asistente en Rhode Island, aunque ha pasado por instituciones de reconocida tradición como Old Dominion, Georgetown y George Washington. Además, en 2011, fue seleccionar U16 de Estados Unidos en el Nike/USA Basketball Hoop Summit.

El Valencia Basket ofrece a los alumnos de ambos campus la oportunidad de alojarse en el Mas Camarena Resort, un lugar ideal para convivir y proyectar actividades académicas, deportivas y culturales. Cuenta con un entorno excelente, con un ambiente tranquilo, familiar y con atención personalizada a todos los estudiantes, en un clima de buena convivencia y compañerismo. La residencia de estudiantes tiene un edificio independiente en un enclave de alto nivel rodeado de naturaleza a sólo quince minutos del centro de Valencia.

Los jugadores y jugadoras que han disputado la Copa España Alevín ‘L’Alqueria del Minibasket’ tendrán una oferta especial al inscribirse en ambos campus, para ello deberán notificarlo al llamar al teléfono 96 232 55 43 o desde la web www.alqueriadelbasket.com. Para más información pueden dirigirse al email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Valencia Basket y las canteras catalanas, semifinalistas femeninos

El Valencia Básket y las tres principales canteras femeninas de Cataluña, el actual campeón Sant Adriá, el Basket Almeda  y el Barça CBS han accedido a las semifinales de la Copa España Alevín que se jugarán esta tarde para dilucidar los nombres de los finalistas que se disputen en la pista central de L'Alqueria mañana a las 10:30.

Las locales del Valencia se medirán en un duelo de altísimo interés al Barça. Las taronja han canjeado su pase a semifinales después de deshacerse en el duelo regional del CB Castellón (96-55) y al UE Mataro (68-35). Las blaugranas se impusieron en un partidazo lleno de meoción e igualdad ante las aragonesas del Stadium Casablanca (87-84) y, anteriormente, en octavos, al ADEBA cordobés (73-55).

La otra semifinal femenina la celebrarán justo después (18:30), también en la pista Central de L'Alqueria, El Sant Adriá, actual campeón de esta competición, ante el Basket Almeda. Las 'lilas' han mantenido su ritmo imparable hasta esta calificación: Castilla Sport de Burgos (69-18) y Cuarte de Huerva aragonés (77-27). El Almeda se reivindicó apeando en cuartos al campeón madrileños, el Rivas Parque Sureste (68-58) y anteriormente al Pollença balear (74-48).

Ambas semifinales, así como la final,  se retransmitirán en directo a través del siguiente enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=bMo-INdjhO8

Emoción por entrar en octavos de la II Copa España Alevín

La emoción en el baloncesto no tiene edad. Bien lo demostraron los 700 jugadores de hasta doce años que están participando en la II Copa España Alevín ‘L’Alqueria del Minibasket’. La primera jornada de esta competición, que reúne a los mejores equipos de la categoría tanto masculinos como femeninos, fue un fuerte grito de reivindicación del inmejorable futuro de la cantera española. Muchos de los pequeñajos que desfilaron por Valencia estarán en unos años driblando en las canchas internacionales.

Procedentes de hasta tres federaciones regionales distintas, incluyendo cinco filiales de la Liga Endesa y tres de la Liga Femenina, las altas dosis de calidad y espectáculo fueron la nota de una doble sesión de mañana y tarde que deparó el desenlace de la primera fase de grupos. Los favoritos, con las canteras valenciana y catalana dando la nota, marcaron su territorio con contadas sorpresas.

24 equipos de chicos y 24 de chicas peleando por colarse entre los dos primeros para enfrentarse desde las 9:00 del sábado en los octavos de final y en las sucesivas eliminatorias de cuartos y semifinales que depararán el nombre de los finalistas que jugarán el domingo en la Central de L’Alquería.

El buen rendimiento de los equipos valencianos fue la nota predominante. El Valencia Basket logró meter en octavos a sus dos de sus tres equipos, cayendo el combinado de primer año masculino. El femenino fue muy superior al Ardoi navarro (73-21) y al Cuarte de Huerva aragonés (79-28) y tendrán derbi regional en octavos ante el CB Castellón. En este cuadro el Picken Claret pasó como segundo, superaron al Infante murciano (58-51) y cedieron ante el Mann Filter Stadium Casablanca (53-72) y ahora cruzan sus caminos con el Basket Almeda catalán.

Dentro del lado masculino, el Valencia Basket, finalista hace un año, fue un ciclón en su grupo, cerrando acta (90-40) ante los gallegos de Tui y (81-31) ante los madrileños Torrelodones. Ahora les espera El Olivar-Tecniconta de Zaragoza. Además, los otros dos conjuntos levantinos también pasaron de fase como primeros. El Picken Claret valenciano superó a Stadium Casablanca (91-50) y al Maristas de Granada (14-65) para colarse en octavos al Basket Ferrol gallego. Por su parte, CB L’Horta Godella doblegó con una canasta ‘in extremis’ al campeón aragonesa, el Augusto Alierta (79-77) y con más solvencia al catalán Maresme 3V (62-51).

Del resto de resultados cabe destacar la victoria del Castilla Sport ante el Movistar Estudiantes (54-48), lo que permite al equipo femenino de Burgos entrar en el ‘playoff’. El resto de favoritos, encabezados por los campeones Sant Adriá y Joventut Badalona, con sendos triunfos, dejaron ver su superioridad técnica y física.

Mientras que en el bando masculino los chicos de Estudiantes masculino sí dieron una buena nota, como los otros tres catalanes: Vic, Hospitalet y Cornellá, en el bando femenino siguen adelante las campeonas madrileñas del Rivas Parque Sureste, las aragonesas del Mann Filter Stadium Casablanca y las catalanas del Barça Femeni CBS.

Más artículos...