CUENTA ATRAS LA ALQUERÍA DEL MINIBASKET

DIAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

Una noche inolvidable

Animadores renacuajos, súper estrellas de la NBA, canastas humanas, las sombras de las reglas, clones de entrenadores, los Lakers basurilla, una selección de mascotas… los bichos más curiosos y divertidos del mundo del baloncesto danzaron por la noche de la Marina d’Or Básket Cup. El concurso de disfraces de la primera gala nocturna del torneo fue un exitazo por la imaginación y creatividad que desparramaron los jugadores, entrenadores y padres que desfilaron por el ‘photocall’ de ‘Locos por el Básket’.

Una fiesta de verdad. Lo habíamos anunciado. Ni la larga jornada de partidos evito que la energía fluyera por la pista, ahora de baile, del Palacio d’Or. Los equipos equipados con sus mejores disfraces fueron apareciendo sobre las 22:00 de la noche. Las ‘cheerleaders’ del benjamín Doctor Azúa fueron las más atrevidas al saltar al escenario para exhibir cintura con la coreografía del ‘Swiss, Swiss’. La llegada del resto de grupos fue paulatina hasta completarse un lleno de jolgorio e intercambio entre todos. Porque una fiesta es una buena excusa para cruzarse con otros chicos y chicas que viven el baloncesto en distintos puntos de España.

La organización nombrará a los dos ganadores tanto en la categoría infantil como para adultos esta noche durante la gala de Finales de Concursos. Durante el día podéis ayudarnos a votando a vuestros disfraces favoritos dando a 'me gusta' en las fotos que pondremos en las redes sociales del torneo (Twitter, Facebook e Instagram de MHL Sports)  Los ganadores dispondrán de un bono de 100 euros para gastar en los establecimientos de Marina d'Or cedido de forma altruista por la Ciudad de Vacaciones. Los subcampeonates dispondrán de 50 euros para compras.

IMG tri1dh

IMG 20180428 230221

La nostalgia de nunca acabar

Si el ambiente estaba caldeado sólo por las ganas de fiesta de los más de 2.600 jugadores que están estos días disputando la Marina d’Or Básket Cup,  el incendio de entusiasmo lo avivó la aparición de los Pinchadiscos Starkytch. Todas las previsiones de buen espectáculo se quedaron cortas cuando el dúo de Zaragoza se subió a la tarima para inundar el aire con las ondas de los últimos éxitos. Al ritmo de ‘Lo Malo’ de Ana y Aitana se encendió la chispa de toda la chavalada coreando el éxito de las chicas de OT. Las actuaciones que proponían los Starkytch, con performances particulares de luces al puro estilo tecnopop, fueron definitivas para que el ánimo alcanzara su mayor cota. La ‘cadeneta’ más grande del planeta enganchó una serpiente multicolor donde se intercambian eslabones de todos los equipos, en una metáfora perfecta de la convivencia y armonía entre aficiones que define la competición que organiza MHL Sports.

La retirada de los más pequeños dejó el recinto libre para los ‘papis’ y ‘mamis’. El dial de la música se trasladó en el tiempo hasta la maravillosa década de los 80. Apareció por allí la melena al viento de Rafaela Carra, Marco buscando a su madre o las chaquetas de cuero de Barricada en una simbiosis de nostalgia y ganas de seguir siendo joven que alargó la noche sin remedio. Irse a la cama era una condena pero había que aceptar la rendición porque tocaba madrugar para ver al niño o la niña jugar al básket. Y eso está por encima de todo.

IMG lqmj1v

IMG 20180428 225129

IMG 20180428 230221

IMG 20180428 224125 071