CUENTA ATRAS LA ALQUERÍA DEL MINIBASKET

DIAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

La seguridad, por delante de todo

La seguridad debe estar por delante de todo. La prioridad por la salud y el bienestar de cada uno de los participantes es una norma que rige cualquier evento de MHL Sports. Poner todos los medios posibles disponibles y actuar con urgencia ante cualquier necesidad son dos objetivos de obligado cumplimiento durante la Marina d’Or Básket Cup. Para atender cualquier incidencia la organización contrata un seguro con Mapfre y los servicios de cuatro ambulancias que aguardan en las distintas sedes de la competición para salvaguardar la salud de los 2.800 jugadores inscritos.

Nunca queremos que ocurra, pero debemos estar preparados por si se da un percance. Golpes, esguinces, cortes, contusiones… son riesgos que todos los deportistas asumen. En una competición con 595 partidos es difícil que no ocurra una lesión. Para ello MHL Sports invierte 15.000 euros en la salud de sus clientes con la colaboración de Mapfre y la contratación de un seguro especial en la que están incluidos todos los jóvenes deportistas. “La póliza cubre cualquier tipo de asistencia de atención primaria. Se trata de que podamos intervenir de la forma más rápida ante cualquier incidente o lesión”, insiste Tomás Martín, responsable de Mapfre durante el Torneo de Marina d’Or Básket Cup.

Hasta el momento mínimas y poco graves han sido las intervenciones. Un jugador tuvo que acudir al ambulatorio de guardia de Oropesa, que abre las 24 horas del día, por una otitis aguda. Sin embargo, antes otra circunstancia el centro de referencia es el Hospital NISA Rey Don Jaime, situado en Castellón. “Es una instalación con todo tipo de servicios. Podemos trasladar hasta allí a cualquier lesionado desde las diferentes sedes para que se le pueda atender, realizar radiografías…”, indica Tomás Martín, de Mapfre.

La actuación no queda aquí. Si se produce cualquier incidente se realiza un seguimiento posterior sobre el paciente ya en su lugar de origen, dado que la mayoría de los jugadores de la Marina d’Or Básket Cup proceden de fuera de la Comunidad Valenciana.

ambulancia

Cuatro ambulancias 

Delante de la puerta del Palacio d’Or está estacionada una ambulancia UVI. Es una de las cuatro que salvaguarda la seguridad de los niños y niñas que este Puente del 1 de mayo se han desplazado a Castellón para disfrutar del baloncesto. No puede haber nada que les robe este entusiasmo y para ellos trabajan cuatro técnicos y cuatro enfermeras. “Hay dos ambulancias en Mariana d’Or, aunque una de ellas también se desplaza a Benicàssìm. Otra está permanentemente en Castellón capital y otra en Torreblanca”, informa Rubén Carrillo, miembro del equipo de asistencia médica contratado por la organización.

La UVI aparcada en Marina d’Or está equipada con los últimos aparatos técnicos. “Dispone de un desfibrilador para ser utilizado ante paradas cardiacas, una bomba de oxígeno, instrumentos para realizar intubaciones… además de una camilla, sueros, jeringuillas, vías y todo el material para realizar curas e inmovilizaciones y medicamentos”, declara Nerea Ramos, enfermera de la empresa AIMOS, que procede de Valencia. Otras tres ambulancias se han trasladado desde Teruel específicamente.

La mayoría del tiempo pasa en espera. Por suerte, no son muchos los casos en los que hay que ponerse los guantes. “Con el paso de los días se va incrementando el número de golpes y tenemos que ir haciendo las curas que se van produciendo”, admite la enfermera Nerea Ramos. Esguinces y alguna rotura suelen ser las lesiones más graves que se dan. “Yo llevo tres años viniendo a este torneo y no se han producido casos de alta gravedad. El ambiente siempre es festivo y familiar y eso también se nota cuando tienes que atender a la gente”, matiza el técnico Rubén Carrillo, que además de conducir la ambulancia asiste a los dolientes.

Pase o no pase, hay que estar en alerta. Esa es nuestra responsabilidad porque en cualquier momento puede producirse un desgraciado accidente. Aunque, por suerte, son escasos. Hay que velar por la seguridad y por la felicidad de todos los asistentes a la Marina d’Or Básket Cup.